Patología

CERVICOBRAQUIALGIA

Hablamos de cervicobraquialgia cuando el dolor cervical se acompaña de dolor en el brazo, antebrazo, mano y dedos.

El dolor cervical puede ser muy intenso e irradiarse al brazo. Otras veces el dolor irradiado en el brazo o en la mano es tan intenso, que es más severo que el propio dolor cervical. Puede ser muy incapacitan. Puede deberse a distintas causas, pero una de las más frecuentes es la existencia de un nervio raquídeo (una de la raíces nerviosas que salen de la columna cervical para enervar a los brazos) que se halla inflamado o comprimido. La compresión puede ser por un estrechamiento del agujero (foramen) por el que emerge, debido a causas degenerativas o traumáticas, o debido a una hernia o prolapso de un disco intervertebral.

En ocasiones el dolor puede acompañarse de hormigueo en la zona, disminución o pérdida de la sensibilidad, y disminución o pérdida de la fuerza. Es fundamental estudiar cada caso mediante pruebas de imagen (radiografías, resonancias, etc…) y estudios neurofisiológicos (electromiografia, etc.), para poder averiguar cuál es la causa y recomendar un tratamiento adecuado.

DOLOR DORSAL

La columna dorsal es la comprendida entre el final de la columna cervical y el final de las costillas. El dolor en esta región puede estar limitado a la zona posterior de la espalda, o irradiarse también hacia la parte anterior del tórax. Suele ser debido a causas degenerativas o inflamatorias de la columna dorsal. También es frecuente dolor producido por fracturas de las vértebras dorsales, sobre todo si existe osteoporosis.

Deben descartarse siempre otras causas de dolor localizado en la misma región, como problemas pulmonares o cardíacos, u otras causas.

DOLOR LUMBAR Y CIÁTICA

Dolor lumbar es sinónimo de “lumbalgia” y de “lumbago”. Se refiere al dolor que se presenta en la zona baja de la espalda, desde donde finalizan las costillas hasta las nalgas. Constituye uno de los motivos más frecuentes de consulta al médico, y es una de las causas más frecuentes de incapacidad laboral. Aproximadamente un 80% de la población padecerá dolor lumbar en algún momento de su vida.

Hoy sabemos que el dolor lumbar puede deberse a muchas causas distintas. Es imprescindible llegar a un diagnóstico correcto de la causa del dolor para poder tener éxito en el tratamiento. El diagnóstico debe realizarse sobre la base de una visita médica especializada, tras la cual se solicitarán las exploraciones complementarias que sean necesarias, como Radiografías, Tomografías Axiales Computarizada (TAC), Resonancia Magnética (RMN), Gammagrafía, Ecografía, Densitometría Ósea, Electromiograma, Análisis de sangre, orina, y otras pruebas.

CIÁTICA

Cuando el dolor lumbar se irradia a las extremidades inferiores, popularmente se conoce con el nombre de “ciática”. Este término, ampliamente utilizado, sin embargo no es preciso, ya que lo que suele estar afectado no es el nervio ciático, sino las raíces nerviosas que emergen a ambos lados de la columna lumbar y sacra. También puede existir dolor que se irradie a las extremidades inferiores, sin que esté afectada la raíz nerviosa, ya que otras estructuras de la columna, cuando se inflaman, pueden irradiarse de igual modo por las piernas. Es importante diferenciar cuál es la estructura anatómica implicada en el dolor.

AGENDA UNA CITA AHORA