Patología

DOLOR CRÓNICO

De acuerdo con la IASP (international Associaction for the Study of Pain) dolor crónico es aquel que persiste en el tiempo más de tres meses. Algunos autores prefieren hablar de seis meses. Pero en general puede decirse que el dolor crónico es aquél que persiste más allá del tiempo esperable para su curación o recuperación. En oposición, el dolor agudo es aquél que se presenta en un corto espacio de tiempo, y tiene la utilidad de informarnos de que algo potencialmente dañino está ocurriendo en nuestro organismo. Por ejemplo, hablamos de dolor agudo ante un dolor de muelas, o un cólico nefrítico o el dolor de una fractura.

El dolor crónico, por el contrario, no cumple la función de aviso, y por lo tanto es innecesario para el organismo. La mayoría de veces, si persiste el tiempo suficiente, genera problemas importantes, como depresión, ansiedad, alteración del sueño, disminución de la capacidad para trabajar o para realizar las tareas habituales, afectación de las actividades sociales y de las actividades de ocio. Muy a menudo también afecta a los miembros de la familia de la persona que padece el dolor crónico.

Actualmente se acepta plenamente que el dolor crónico consiste una enfermedad en sí misma.

DOLOR CRANEOFACIAL

El término dolor craneofacial engloba una serie de trastornos dolorosos crónicos comprendidos en las estructuras de cara y cráneo. Existen unidades especializadas para su tratamiento. Entre otros trastornos forman parte de este grupo de enfermedades las neuralgias faciales atípicas, las neuralgias occipitales, la neuralgia del trigémino, las enfermedades de la articulación temporomandibular (ATM), y muchos tipos de cefalea como la cefalea causada por problemas de la porción superior de la columna cervical (cefalea cervicogénica).

DOLOR CERVICAL Y CERVICOBRAQUIALGIA

El dolor cervical se refiere al dolor percibido en la zona posterior y lateral del cuello, parte superior de los hombros, y muy a menudo la nuca y la cabeza (cefalea). Puede extenderse hasta la zona entre los omóplatos.

Es un tipo de dolor muy frecuente, también entre los jóvenes. Suele ser debido a problemas en los discos intervertebrales, en las articulaciones que existen en la parte posterior de la columna o en la musculatura. Pueden existir otras causas, por lo que es muy importante un estudio detallado de cada caso.

AGENDA UNA CITA AHORA