Manejo Intervencionista del Dolor

Existe un importante número de procedimientos que pueden ser utilizados para intervenir en el sistema simpático y/o parasimpático o formas de intervención mediante técnicas implantables con acción central.

Esta alternativa de manejo ubica y postula que estos procedimientos deben ser considerados como una opción terapéutica dentro del modelo de analgesia multimodal, contribuyendo al alivio del dolor en un porcentaje más alto de pacientes con problemas de difícil manejo, esto es muy frecuente en nuestro medio debido a las necesidades socioeconómicas, las grandes distancias entre los lugares de origen y el hospital, la poca disponibilidad de opioides, etc.

MANEJO INTERVENCIONISTA DE LA CADENA SIMPÁTICA

El uso de los bloqueos simpáticos, particularmente está fundamentado en la evaluación del dolor, el cual puede o no ser solamente mediado por la actividad simpática.

La interrupción del sistema simpático tiene dos acciones:

  1. interrupción de emergentes simpáticas preganglionares y postganglionares las cuales influyen en las neuronas afrentes primarias.
  2. las afrentes viscerales de las estructuras profundas pueden ser bloqueadas; pudiendo usarse como una herramienta diagnóstica y pronóstica para determinar la naturaleza del dolor; y así la adecuada indicación de un procedimiento neurológico.

Se debe partir de la premisa de que la mejor terapia es la más sencilla y la de menor riesgo, asociada a una probabilidad aceptable de lograr resultados deseados y, cuando sea posible, es mejor prevenir que tratar el dolor y sus síntomas asociados.

Particularmente, los procedimientos neurológicos deben considerarse como opciones terapéuticas en el dolor crónico, sobre todo aquellos que reúnan los siguientes aspectos:

  • Bien caracterizado
  • Bien localizado
  • Somático y/o visceral
  • Que no comprometa un componente de un síndrome doloroso multifocal.
  • Promoviendo la disminución en el consumo total de analgésicos, brindando una mejor perspectiva terapéutica y por tanto, optimizando los fármacos justamente necesarios, incluyendo los adyuvantes.

Sitios, indicaciones e implicaciones analgésicas del a cadena simpática factibles de obtenerse mediante el bloqueo neurológico, en diferentes niveles del mismo en correlación de las estructuras anatómicas que inerva:

  • Ganglios cervicotorácicos (cerebro, meninges, ojo, oído, lengua, faringe, laringe, glándulas salivales,cuello y extremidades superiores).
  • Ganglios torácicos (esófago, tráquea, bronquios, pericardio, corazón, pleura, y pulmón). (16)
  • Axis celiaco.- De este nivel, es importante resaltar que es el único sitio de la cadena simpática en el ser humano que puede inhibirse en dos diferentes niveles de su anatomía, para obtener una misma

 

finalidad analgésica: el nivel ganglionar (plexo celiaco) y el nivel de los nervios esplácnicos; situación que lo caracteriza desde el punto de vista anatómico al sistema simpático y que es exclusivo del axil celiaco (tracto gastrointestinal hasta colon transverso, hígado, glándulas adrenales y vasos abdominales). Recientemente se ha descrito una nueva técnica transdiscal unilateral para abordar los nervios esplácnicos. Esta tiene la ventaja de que evita que se punciones accidentalmente la pleura pulmonar y sus consecuencias, como se reporta con las técnicas tradicionales. Por otro lado, en este nivel de ubicación de los nervios esplácnicos, existe menos posibilidad de que haya modificación o alteración de la anatomía topográfica del área por actividad tumoral, fibrosis, adherencias y/o inflamación, obteniéndose con ello mayor éxito al realizar esta inhibición funcional de nervios esplácnicos.

  • Ganglios lumbares (piel y vasos de extremidades inferiores, riñones, uréteres, colon transverso y testículos).
  • Plexo hipogástrico superior (colon descendente y sigmoides, recto, fundus vaginal, vejiga, próstata, vesículas seminales, útero y ovarios).
  • Ganglio impar o de Walther (perineo, recto distal y ano, uretra distal, tercio distal de vagina y vulva).
AGENDA UNA CITA AHORA